12/12/17

«Bajo amenaza». Mi primera novela publicada

 Tenía muchas ganas de hablarte, por fin, de Bajo amenaza. Mi primera novela publicada que ya esta disponible para que puedas disfrutar de su trama y de sus personajes. 

Con ella inicio un nuevo camino en el mundo literario como escritora de novelas, ya sabrás que hasta ahora he participado en antologías de relatos y me dedico a la corrección de textos y maquetaciones, por lo que la historia de Óscar Cruz supone mi debut como novelista. Para mí, se trata de mi niño bonito por ser Óscar ese personaje que me enamoró a mí desde un principio y que tanto encandiló a sus lectoras 0.

Para presentártela por el principio, te diré que se trata de una historia romántica que nace dentro de un caos tras otro. Antes de continuar, será mejor que leas la sinopsis para hacerte una idea de lo que podrás encontrar entre sus páginas.

25/10/17

Doble de respeto, por favor



Se hace difícil empezar a escribir esto sin utilizar varios calificativos que reflejen el revuelto de estómago que producen ciertas acciones. No soy persona que pierde la compostura con facilidad, pero no puedo evitar que ciertas circunstancias totalmente desproporcionadas me lleven elevar la voz un poco más alto, y no precisamente con gritos o improperios. 

29/9/17

¿Autoedición o convencional? Tú eliges







Horas y horas delante de una pantalla, tiempo restado a la familia o al rato de ocio que todos merecemos. Al fin, la novela ya está terminada, la historia completada y nuestro estado de ánimo sube como la espuma al vernos capaces de haber finalizado el reto de escribir un libro. Nuestra autoestima no puede estar más arriba. Sin embargo, ahora llega el momento más arduo, difícil, exasperante y que antes o después puede hacernos muy felices o hundirnos en el barro para siempre: la publicación de la novela.

17/7/17

De paseo por las Redes




Llevo mucho tiempo observando el panorama literario que últimamente rula por las Redes Sociales y la verdad que deja mucho que desear desde que la autopublicación arrasó como si fuera la panacea para dejar de ser pobre. Me resulta tremendamente patético lo que encuentro día tras día en los muros de algunas personas que dicen llamarse escritores, y sus amigos de los amigos y creo que la profesión se les ha ido «un poco» de las manos.